INICIO

 

Las 59 Juntas de Acción Comunal de Chía, así como la organización que las agremia -Asojuntas-, convirtieron en un año a capacitarse en contabilidad, libros de juntas, fiscalización, gestión de recursos para proyectos y hasta en las funciones y las responsabilidades de cada uno de los miembros.

En septiembre, cuando se cumple un año desde que la Oficina de Participación Ciudadana implementó ese programa en el Municipio, los logros son evidentes, pues el grueso de esas organizaciones cuenta hoy con cuentas bancarias y se han renovado sus estatutos.

"Esto lo hacemos con el fin de motivar el trabajo comunitario y exaltar la labor de los dignatarios que a través de esfuerzos y sacrificios de manera desinteresada ofrece su tiempo a las actividades de gestión para el beneficio de la comunidad de Chía", aseguró Jaime Eduardo Muñoz Vera, jefe de la Oficina de Participación Ciudadana.

En ese sentido, las organizaciones comunitarias reciben todos los sábados, un año más, una formación adicional en convenios solidarios, que son los que permiten administrar los dineros ante las entidades públicas y privadas.